Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Desde la aparición de la arquitectura y la ingeniería modular, la industria constructora ha revolucionado sus métodos, debido al futuro prometedor que éstas auguran. Para dar cuenta de ello, analicemos las posibilidades que ofrecen en comparación con los demás métodos convencionales.

Por medio de las construcciones modulares, es posible llevar a cabo diseños personalizados y modernos. Contar con una vivienda amplia, así como un jardín, un patio grande o una casa vanguardista y exclusiva que consiga destacar, es hoy posible y sin realizar excesivas inversiones. Actualmente construir una casa es mucho más rápido y económico que en el pasado gracias a la labor de los ingenieros que descubrieron métodos más acordes a las tendencias de la época. Entre esos métodos resaltan las viviendas modulares que permiten la creación de residencias modernas y fuera de aquellos patrones trillados y convencionales de las industrias de antaño.

En el pasado, las construcciones modulares presentaban diseños estándares debido a la escasez de empresas involucradas en ese mercado, más, en nuestros días, los diseños pueden personalizarse tanto en la estructura como en el interior y exterior del inmueble gracias a la importancia que empiezan a cobrar. Las empresas han diversificado sus ofertas poniendo a disposición del público variados estilos de viviendas que van desde rústicas, modernas, hasta vanguardistas, las cuales pueden acoplarse al gusto de cualquiera e incluso a las sensibilidades más exigentes.

Muchos no lo saben, pero las viviendas construidas mediante la venta de casetas prefabricadas, poseen las mismas comodidades que las construcciones tradicionales de hormigón. Pueden tener alturas diversas así como toda clase de estancias: desde amplios comedores, salones, dormitorios, baños, cocinas, vestidores, garajes, etcétera. También pueden elaborarse terrazas en ellas para que los habitantes disfruten del paisaje o en compañía de familiares y amigos.

Las casas prefabricadas se posicionan como una opción viable a futuro gracias a que reducen los tiempos relativos a las construcciones. Quizás no se percaten las diferencias de habitar en una vivienda modular y una tradicional, más si son notables las diferencias en los métodos de construcción. En el caso de las casas prefabricadas, se compra un terreno y se diseña el inmueble desde cero con ayuda de ingenieros y arquitectos (estos deben ser profesionales como los que operan en IM Ingeniería Modular para que se obtengan resultados óptimos).

Posteriormente se pasa al proceso de cimentación y ensamblado en cual es mucho más rápido en comparación con las técnicas tradicionales. Pongamos un ejemplo: para levantar la estructura de una casa prefabricada pequeña y sencilla basta una semana o dos meses si se trata de una obra mayor mientras que el levantamiento de casas convencionales requiere de varios meses e incluso años, ya sea obras de menores o mayores magnitudes. Esta es una de las razones por la que muchos optan por vivir en este tipo de inmuebles y estrenar hogar lo más pronto posible.

Cierto es que las casas convencionales de hormigón son resistentes, pero derrochan demasiado dinero y material a diferencia de los diseños prefabricados, los cuales, integran el hormigón mas emplean sólo lo necesario. El concreto en conjunción con las partes prefabricadas de acero y espuma rígida garantiza la durabilidad y que el valor del inmueble se mantendrá por mucho tiempo, lo cual no ocurre con las casas construidas exclusivamente con concreto, madera, adobe, etcétera.

Ahora bien, ¿cuáles son los usos y aplicaciones de las construcciones hechas a través de la venta de casetas prefabricadas? Su utilidad en realidad es bastante amplia, pudiendo responder a criterios de uso y habitabilidad entre otros aspectos importantes en toda obra arquitectónica: desde la creación de aulas escolares, oficinas, salas de junta, espacios de convivencia, laboratorios, consultorios, comedores, hasta despachos, baños, centros temporales de alojamiento, almacenes, entre otros. Quizás el detalle más notable de las construcciones modulares es el proceso de prefabricación que posibilita su comercio.

La realización desde fábrica de más de la tercera parte del material para construcción consiste en un proceso sistemático que permite que una considerable porción del conjunto se confeccione en entornos controlados. Por medio de un proceso desde planta se logra una gestión absoluta de los costes, la efectuación de tareas simultaneas, la disposición de un stock de componentes y materiales listos para su uso, así como la automatización de labores que en las constructoras convencionales no podrían realizarse.

Cada una de las características señaladas incide en la regulación de la calidad desde origen, un aumento notable de la seguridad en la contratación y una reducción de los remanentes de construcción y de la contaminación. A ello se añade la ventaja de que el desarrollo de las casas prefabricadas no resulta afectado ante las adversidades climatológicas.

La ingeniería y arquitectura modular pese a estar ya en un alto grado de evolución, puede sofisticarse aún más por lo que se espera que en el futuro, abundará en las ciudades una gran cantidad de viviendas prefabricadas. En resumen, las ventajas principales de este tipo de construcciones son: calidad, rapidez, personalización, movilidad, rápida instalación, bajo costo de operación, y amabilidad medioambiental.

Esperamos que la presente publicación haya sido amena para quienes nos acompañan esta ocasión. Recuerden que si desean construir una vivienda de forma rápida, óptima y a precio justo, deben optar por solicitar los servicios de empresas expertas como la nuestra, IM Ingeniería Modular, donde encontrarán la mejor venta de casetas prefabricadas. ¡Gracias por su visita!

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

error: Contenido Protegido!!