Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

ESTUDIOS SOBRE EL FENG SHUI. EL ENTORNO DE LAS OFICINAS MÓVILES

Hay conocimientos que el hombre ha desarrollado antes que los objetos que harán uso de ese conocimiento. Conocimientos anclados a un riguroso estudio de la naturaleza y de las relaciones que entabla con el hombre, conocimientos filosóficos pero que han hallado utilidades en nuestro presente. El mundo hiper moderno nos obliga a recurrir a ellos. A buscar respuestas en otros sitios para comprender y entender el nuestro y nuestro tiempo.

El caso de las oficinas, y en específico de las oficinas moviles, el dominio del espacio para crear un entorno más productivo responde a una burocracia que no existía de igual manera en la China clásica, es algo que pertenece al new age, a un época que halló en viejas sabidurías las respuestas que necesitaba; El feng shui, sin embargo,  es un conocimiento milenario que actualmente es fundamental para los consultores de imagen y para aquellos que se dedican al diseño de interiores.

El conocimiento antiguo precedió al objeto moderno como el feng shui a las oficinas y los grandes edificios, y al revés de la farmacéutica, donde la enfermedad es primero y la cura es después, la cura vino primero e imaginó hace muchos siglos las enfermedades que el futuro encarnaría.

En un mundo especializado y que demanda de una constante modernización y generación de mercados, los ingenieros son los héroes silenciosos. Construir una carretera o una gran presa hidroeléctrica que terminarán ayudando a acortar absolutamente todos los espacios, a conectar a todas las personas, a generar todas las energías es una labor fundamental en nuestra época.

Quien se dedica a estos rubros también corre riesgos. El riesgo obvio de enfrentarse a la naturaleza y transformarla en algo de utilidad humana, pues se enfrenta a un río de caudales violentos; pero también existe otro tipo de riesgo, el riesgo que conlleva alguien con una vida nómada. Nómada por el trabajo y las constantes mudanzas. Ese riesgo se traduce en el ánimo y la calidad de vida. Pero puede reducirse si hacemos que la energía fluya óptimamente en nuestras oficinas moviles.

El feng shui se desprende del taoísmo que es actualmente la segunda religión más practicada en China. En el primer milenio de nuestra era, el taoísmo discutía sobre cuestiones filosóficas muy a su manera. Aquello que en occidente denominamos alma y que viene de la palabra ánima que es lo que anima al movimiento, tiene su correspondencia diferenciada en el taoísmo.

El alma es un concepto individualizado en nuestra cultura. En la antigua Grecia se discutía si había una gran alma infinita a la que pertenecían todas las almas y la llamaron UNO. El cristianismo primitivo hizo uso de ese conocimiento en la construcción de sus pilares espirituales pero también hubo polémicas al respecto. Para algunos españoles del descubrimiento y conquista de América, lo indios no tenían alma y esa discusión llegó hasta el Vaticano. Por eso hay diferencias culturales. El taoísmo ve las cosas de otra maneta. Sostiene que al nacer una persona cuenta con tres dones fundamentales:

  • El Jing que representaba la esencia de la vida donde entran tanto la sangre como el semen, las lágrimas y la orina.
  • El Shen que es el espíritu de la vida y engloba nuestras facultades mentales, nuestro pensamiento racional e irracional como la intuición y el ego. Sin embargo, este espíritu también presenta sus matices, está compuesto por cuatro aspectos: Hum, alma humana; Bo, alma animal; Yi pensamiento y conciencia, y Jin que es la disposición, la fuerza de voluntad.
  • El Chi es una energía vital que fluye en el medio ambiente, es la energía misma de la vida manifestada en el cosmos en múltiples formas: la gravedad, la fuerza de los vientos, el fluir del agua, la posición de las montañas, las montañas mismas. El motor fundamental en el que están involucrados todos los aspectos físicos que rodean al hombre taoísta es el Chi.

De este último se desprende el feng shui. Es más claro si atendemos a lo que significan literalmente las palabras: viento y agua. Antes que nada el feng shui es una ciencia que estudia el flujo de la energía, el fluir del chi en nuestro entorno donde importa vitalmente tanto la posición de una montaña como el correr de un río.

Justo antes de los comienzos de nuestra era, los chinos practicaban un oficio particular muy socorrido por todos en esa época: a adivinación por medio del paisaje. Nosotros lo conocemos como geomancia pero ellos le llamaban Kanyu. Estos primeros estudios del entorno fueron harto populares, sin embargo, aún nacía esa observación y por ende esa ciencia. Fue después en el siglo VII de nuestra era cuando Yang Yun-Sun, un consejero imperial de la dinastía Tang, redactó las bases del feng shui.

En el siglo XX con el triunfo de la China Popular vino una censura y la práctica fue prohibida. Sin embargo, pudo conservarse en Taiwán y Hong Kong. Fue hasta los ochentas cuando un sacerdote tibetano llamado Thomas Lin Yun, se mudó a California y comenzó con la difusión del feng shui de una manera sintetizada y adaptada a occidente.

Entender lo vital que resulta trabajar en un entorno donde se te anima a fluir es indispensable en nuestros tiempos. Hay trabajos que obligan a tener una relación sana y saludable con la disposición de nuestras cosas en el mundo que habitamos.

Oficinas o espacios móviles que cuenten con este aspecto sin duda te ayudarán a que tu trabajo fluya de mejor manera. A que reduzcas el stress laboral. Ingeniería Modular es un lugar donde tenemos el compromiso de brindarte lo mejor en el terreno de oficinas moviles y espacios modulares. Somos profesionales en los espacios y entornos de trabajo. Contáctanos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

error: Contenido Protegido!!