Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Utilizar construcciones modulares con el objetivo de convertirlas en herramientas de seguridad de un sitio es una tendencia actual que se encuentra a la alza, pues este tipo de elementos han probado ser sumamente eficientes en muchos ámbitos y sectores, además de poder ser adaptados a las diferentes necesidades de los usuarios.

No obstante una de las particularidades que se han observado es que al utilizar este tipo de construcciones como caseta de vigilancia de un edificio, obra, establecimiento o lugar, es común que los módulos sean colocados en un lugar o punto estratégico que por lo general se encuentra apartado del resto de construcciones, lo que implica por lo general que este tipo de sitios puedan ser vistos como locaciones sombrías, solitarias y, contrario a su objetivo particular, poco seguras.

Derivado de lo anterior, no es extraño observar que las construcciones modulares utilizadas con fines de seguridad se encuentren en áreas con poca sombra, expuestas a todo tipo de inclemencias climáticas, rodeadas de un entorno que con el paso del tiempo y la falta de atención y mantenimiento comienza a tener como particularidad la abundancia de vegetación silvestre, lo que tiene como consecuencia un ambiente general bastante húmedo, sobre todo en verano, y sumamente frío en invierno, características que no son del todo agradables para quienes pasan cerca de estos sitios y mucho menos para quienes trabajan en ellos, los vigilantes.

Así sin importar el tipo de lugar que se trate, es común observar en estacionamientos, hospitales, escuelas, obras arquitectónicas en proceso, predios baldíos e incluso en las calles, este tipo de casetas incrustadas en condiciones poco adecuadas, lo que implica que el módulo, a pesar de ser funcional y adecuado para su tarea, no genere en las personas la sensación de seguridad que debieran generar al ser la vigilancia su principal función.

Por fortuna, algunos especialistas en ingeniería modular han detectado este tipo de situaciones y han desarrollado ideas, diseños y proyectos para solventar y resolver el inconveniente, de manera que este tipo de construcciones modulares cumplan con su objetivo de garantizar la seguridad de ciertos lugares y al mismo tiempo, en cuestiones de imagen, ofrezcan esa misma seguridad.

Y entre las ideas más innovadoras que han surgido al respecto se encuentra la de crear una caseta de vigilancia sostenible, una construcción modular que aproveche el entorno y los recursos que ofrece su lugar de emplazamiento para así generar sus propios recursos y convertirse en una instalación autosustentable y ecológica, todo esto sin perder de vista su objetivo principal que es el de garantizar la seguridad de los habitantes, visitantes y transeúntes de un lugar específico.

Esta idea particular nace en España y está enfocada en utilizar las construcciones modulares ya existentes y en uso en diferentes sitios y realizar un proceso de rediseño y adecuación para aprovechar el entorno que rodea al módulo. De esta manera, los arquitectos y diseñadores encargados del proyecto pueden jugar con el diseño bioclimático del lugar, las condiciones actuales del entorno y al mismo tiempo aprovechar los sistemas de la caseta para así hacer uso de los recursos disponibles y conseguir ofrecer las mejores condiciones para el sitio sin la necesidad de realizar un gasto energético considerable.

Por supuesto, al tratarse de un proyecto condicionado por el clima y los factores generados por éste, el proceso se espera que sea largo, pues los principales estudios se deben llevar a cabo en verano e invierno durante diferentes horarios a lo largo del día para conocer las condiciones favorables y desfavorables, de manera que sea posible aprovechar al máximo los recursos que el lugar y el posicionamiento específico de las construcciones modulares ofrecen.

Como parte del rediseño de la caseta de vigilancia, los principales cambios que se pueden observar hasta ahora tienen que ver con algunos de los materiales utilizados, pues para la fachada del módulo se utilizarían placas de doble vidrio 6+200+6mm con el objetivo de que este material acumule calor y radiación del sol, de manera que en días o noches en los que la temperatura sea baja, el interior permanezca cálido y confortable sin necesidad de utilizar calefacción.

Asimismo, este material puede resultar sumamente útil durante verano, pues así como retiene calor en días fríos, es un gran aislante térmico en verano y días calurosos, lo que implica que mantiene fresco el interior del lugar durante todo el año, a una temperatura promedio de 22°C, lo que también implica un ahorro energético al no tener necesidad de utilizar aire acondicionado.

En el techo de las construcciones modulares elegidas, por su parte, se convertiría en una azotea verde, para lo que se utilizaría una pequeña plancha de tierra y plantas seleccionadas de manera específica, esto con el objetivo de funcionar como un sistema de captación y purificación de agua de lluvia, además de servir como un sistema térmico más para mantener la temperatura ideal al interior del módulo, sin necesidad de utilizar materiales aislantes.

El proyecto también contempla añadir sistemas de control pasivos como puede ser crear un sombreado a base de fibras textiles y utilizar sistemas captadores de corrientes de aire, las cuales se pueden hacer pasar por agua en sombra y huecos de doble hoja con la finalidad de permitir una ventilación cruzada de la caseta y así crear un entorno agradable, con aire fresco, limpio y a temperatura ideal.

En términos generales, el objetivo principal de este proyecto es hacer de una construcción modular eficiente pero con deficiencias estéticas y de entorno, un lugar perfectamente habitable durante todos los días del año y a cualquier hora del día, sin importar las condiciones climatológicas y al mismo tiempo que el lugar cumpla cabalmente con su tarea principal de vigilancia.

Desde luego, este proyecto aún se encuentra en proceso de evaluación, estudio y diseño, por lo que es posible que haya que esperar un par de años para ver la idea materializada, pero no cabe duda que se trata de un proyecto prometedor y sumamente ambicioso.

Mientras tanto, ante la necesidad de contar con una caseta de vigilancia eficiente, funcional, resistente, duradera y de alta calidad en todos los aspectos, la mejor alternativa en el mercado mexicano es acudir con la empresa mexicana especialista y líder en este sector, que no es otra sino Ingeniería Modular de México.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

error: Contenido Protegido!!